jueves, septiembre 22, 2005

Todos los días, por los caminos de asfalto que recorro (já), el tráfico está del carajo. Yo no sé si se deba a tantas "construcciones" viales que están realizando por la ciudad, no sé si sea porque ya es más sencillo adquirir un auto y con eso de que ya somos varios milloncitos por aquí, pues entonces habrá más compradores de autos y más tráfico por lo tanto...

En fin, de pronto es bastante estresante (sobre todo para mí que soy una burócrata tarjetera) ir en un microbús atiborrado de gente y que no pasa de primera velocidad por la cantidad de autos; pensando en los segundos que se escurren como agua, de pie y ¡sudando con tanto calor humano! y voltear a mi alrededor para darme cuenta que en el resto de carros sólo va una persona o dos...

¿No sería mejor que se organizaran para compartir autos los que pudieran? ¿No sería mejor que se ofrecieran más alternativas de transporte público, en lugar de seguir inviertiendo en obras y construcciones viales?.... Yo no sé nada de nada, pero en mi muy limitada percepción de pronto eso es lo que llego a pensar.

Por cierto, el distribuidor vial será muy lindo y quedó precioso Reforma y otros espacios, pero en mi colonia que está en una zona de "medio pelo", la neta es que hay unos baches enoooooormes por todos lados. Lo extraño es que hace como tres años arreglaron el asfalto y cambiaron tubos y cuanta cosa... Antes de este cambio nunca habíamos tenido problemas y ahora comienzan a hundirse esas zonitas que se repararon hace poco =(...

En fin...!

Pues estoy un poco molesta, no lo puedo evitar.... ¡La verdad!

Por cierto que también he visto Polis de crucero, que de pronto se ponen a "ayudar a dirigir el tráfico" y comienzan a manipular a su antojo los semáforos.... Creo que lo único que hacen estos santos servidores públicos tamarindescos es entorpecer y congestionar aún más las vías...

¿No podrían prohibir que toquen estas cajitas que se encuentran en los cruceros? Yo pensaría que para agilizar el tránsito, todo los semáforos tendrían que estar sincronizados en todas las vías, pero si alteras uno, entonces lo que haces es que los carros que avanzan ya saturaron el espacio del semáforo que está más adelante y que está en rojo, sin contar los que vienen en dirección horizontal... Bueno, no sé...

Por el momento, hoy hice 1 hora 40 minutos en una ruta que antes hacía en 1 hora y si me iba bien hasta en 50... Ni modo, tengo una notota mala para mi incorruptible expediente... ¡Maldito Contador! Sólo a él se le ocurre poner un neorótico reloj electrónico para checar hasta el último estúpido segundo en que llegas tarde!!!! (%$#"&/)

Por cierto que un compañero me comentaba ayer que algún día, por una manifestación en Reforma hizo ¡5 horas! de Chapultepec a Tlatelolco... Por supuesto que me reí y le dije ¡No es cierto! ¡No exageres! La mirada que me lanzó en ese momento me calló la boca y me dijo: -Yo creo que si ese día me hubiera bajado y caminado hasta mi casa, tal vez hubiera economizado tiempo, el problema es que el transporte iba tan lleno que no me pude bajar, aunado a mi esperanza de que pronto avanzara...-

¡Uff!

La María Cristina

1 Comments:

At 11:02 a.m., noviembre 04, 2005, Anonymous Anónimo said...

ahh! El transporte chilango.
Bueno, uno siempre puede pensar en la inmortalidad del cangrejo y cargarse un libro y leer, eso sí, con riesgo de sufrir tremendo calambre en la mano, porque bien sabemos que es dificil tener asiento, parece que los micros ya los venden con el personal integrado.

una brazo.

Comadre Maruja

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home