miércoles, abril 27, 2005

Silvio: Desequilibrios en torno a vivir para uno y vivir para lo social

De nuevo compartiendo espacios virtuales y tiempos. Convergencia de posibilidades.

Hace tiempo pensaba sobre el gusto del Desierto por Silvio Rodríguez. ¿Me pregunto qué es lo que le gusta de Silvio Rodríguez? Supongo que considerará su música dentro del contexto en que surge. Vaya! No me quiero meter en rollos políticos y eso, pero Silvio me remite al contexto, no lo puedo evitar.

Bueno, creo que cualquier artista o creativo está forzosamente permeado por su contexto y la interpretación que él hace del mismo y la visión que la autodefinicón e intereses que tenga, así como la intención con la que crea, se lo permitan.

A mí de Silvio Rodríguez (en realidad no conozco muchas canciones), me gusta mucho una canción que se llama El Necio. (Creo que dice: Yo no sé lo que es el destino, caminando fui lo que fui, Allá Dios que será Divino!, Yo me muero como viví... etc., etc.) Esa canción me late porque creo que refleja muy bien el sentir de muchos hombres de la Cuba Revolucionaria, pero independientemente del contexto, el mensaje que queda de fondo se aplica a una actitud de vida ¿No crees?

Y hay otra que me llama la atención, pero no sé qué pensar de lo que dice: Pequeña Serenata Diurna:

“ Vivo en un país libre, cual solamente puede ser libre. En esta Tierra y en este intante, etc... Soy feliz, soy un hombre feliz y quiero que me perdonen por este día los muertos de mi felicidad...”


Esta creo que tiene un trasfondo Marxista, una conciencia muy histórica, pero a la vez propone la disyuntiva individuo/sociedad; a la que seguramente se expone en algún momento cualquier ser social (entendiendo como tal a quien tiene una conciencia crítica en torno a su contexto, pero que además tiene una actitud activa que se contrapone casi siempre a la autoridad y si ubicamos eso en el contexto cubano o a nivel político social de los países que estuvieron en la lupa en los 60’s 70, tiene que ver con represión, bueno la situación cubana actual es polémica, pero prefiero no tocarla).

Esta posibilidad de uno u otro polo, muchas veces, sobre todo a la gente que está a disgusto con el gobierno y las medidas “políticas” que a veces se toman, te llevan a decir: “Esto está mal y debo hacer algo y ya que estoy concientizado debo transformar mi entorno, pero por otro lado, vida sólo hay una y quiero vivirla y no pasar huyendo, refugiándome, protegiendo la integridad de los míos, sino disfrutar de las posibilidades que se me presenten...” Pero si el corazón está con la vista en la conciencia social y es la forma en que se siente con vida, entonces creo que ahí no hay lugar para la disyuntiva, sino que hay una fusión del individuo y la sociedad y se fusionan bastante, aunque curiosamente todo es en la mente del individuo y a partir de ello sus acciones hablan.

En fin es un arma de doble filo, pero yo a veces me pongo a pensar que existencia sólo hay una (porque ¿Habrá reencarnación?) y el tiempo es finito aunque eterno... Y bueno... ya esto está muy mareador. Pero Silvio Rodríguez siempre me lleva a eso, a reflexionar y a veces yo sola le contesto, le discuto, estoy de acuerdo, difiero... En fin, creo que hay magia ahí, a pesar de que no es Santo de mi devoción, pero hay que reconocer.

Por ahora me corto. (sí, por fin!)

¡Demonios!

Cris

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home